Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

domingo, 20 de junio de 2010

Misantropía (Anexo)

Siempre me he preguntado por qué he tenido tanta mala suerte en la vida en general.
He pasado toda mi vida como un chico solitario, taciturno, encerrado en mí mismo, siempre. He pasado la mayor parte de mi cortísima existencia preguntándome que es lo que he hecho tan mal para que mi vida sea de esta forma. Siempre me he preguntado por qué la gente tiene ese rechazo natural hacia mí, y las únicas respuestas que he encontrado han sido silencio.

Siempre he intentado buscar ilusiones que me hagan pensar que merece la pena levantarse un día más con una sonrisa y poder ser feliz, pero las ilusiones no llegan. Puede que haya alguna perdida por ahí, pero no se puede envidiar a tus propias ilusiones.
Le envidio porque tiene amigos, y sale con ellos casi todos los días. Le envidio porque hay gente que se preocupa por ella, y siempre tiene un hombro en el que llorar. Le envidio porque entre los suyos es otra más, y le quieren como tal. Le envidio por tener una vida formada, y unos sueños que cumplir. Pero ¿Dónde está mi vida? Mi vida es mi ilusión, pero si le tengo envidia a mis propias ilusiones, éstas se desvanecen.

Siempre he deseado tener un "mejor amigo" en quien confiar, y a quien contarle mis problemas. A quien acudir si necesito derramar lágrimas sobre la hombrera de una chaqueta. Un amigo a quien acudir cuando no tenga nada en lo que pensar y sienta que mi vida va a la deriva. Siempre he deseado poder tener una "pandi" de colegas con los que echar tardes en un parque o tumbados en el césped hablando de nuestras cosas. Siempre he querido saber qué se siente al decir "he quedado con un amigo". Siempre he querido dejar de odiar a la humanidad tanto como la odio, y siempre he querido irme a la cama con una sonrisa en vez de con la vista empañada.

LLoro letras y me molesto en plasmarlo lo mejor que puedo. Me desahogo, escribo y procuro calmarme. Sólo deseo que llegue el día en que mi vida cambie. O que cambie o que se acabe, pero que llegue ya.

13 comentarios:

  1. Hombre, te preguntas que por qué te rechaza la gente y luego hablas de cuanto odias a la humanidad? Te has planteado alguna vez que igual el problema lo tienes tú?

    No cuesta tanto hacer amigos, con poner un poco de tu parte y aceptar a la gente como es resulta relativamente fácil encontrar a gente molona con la que hacer todas esas cosas.

    Y macho, si esperas sentado a que tu vida cambie mal vamos, no seas tan pusilánime, échale huevos y trata de cambiar de filosofía anda que estos aires de chico especial que te traes no son precisamente el mejor sistema para encontrar a gente con la que echar la tarde.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con Rumpelstiltskin.

    Mira, si sigo visitándote es porque inevitablemente me recuerdas a mí cuando tenía tu edad, y aunque eres muy vehemente en según qué [ojo, las preguntas indirectas llevan tilde en el "que", te lo digo porque normalmente no la pones] opiniones, me sigues causando simpatía. Y me suena ese rollo que usas y que te dice Rumpelstiltskin. Yo fui como tú, y sin embargo siempre tuve un grupo de amigos, aunque fuera pequeño. Y entonces no teníamos internet, había lo que había. Así que piensa un poco qué le pides a los demás para ser tus amigos, no sé. El rollo del malditismo este ya ves que no funciona mucho.

    Además, si escribes aquí no es sólo para ti mismo, sino para alguien que estás considerando como lector. Alguien habrá ahí, ¿no? ¡Y 16 seguidores!

    ResponderEliminar
  3. Dejadme vivir mi adolescencia a mi manera. Todos los chavales pasamos por esta época y a mí me da por esribirla. Tan malo es?

    Venís aquí de maduros intentando darme lecciones de cómo tengo que venir mi vida, con lo fácil que es venir, leer, y callar. No pongo todo esto para victimizarme, por si no os habíais enterado. Si queréis darle lecciones sobre la vida a alguien pues tened un hijo o compraos un perro, o un furbi, pero a mí dejadme en paz, que soy perfectamente consciente de cómo es mi vida y no me da la gna consentir que unos tíos que no conozco absolutamente de nada me digan como soy, o cómo tengo que vivirla. Hombre ya

    ResponderEliminar
  4. En el texto aprecio una enorme contradicción y esto no lo digo con aires insultantes, simplemente me parece que la hay. Si una persona odia a la humanidad, no necesita amigos, no los quiere, porque forman parte de su odio. Pero hay un anhelo en el protagonista del texto, no importa si eres tú o no, que desencadena en un rechazo como respuesta a aquello que no recibe y que no se corresponde con la misantropía, en mi opinión, sino simplemente es odio o impotencia.

    Es cierto eso que dicen esos dos de arriba que no es tan difícil hacer "amigos" pero no es tan sencillo mantenerlos y mucho menos hacerlos dignos de confiar. La gente sólo hace meter puñaladas cuando menos lo esperas y si consideras a alguien tu mejor amigo y luego te da la puñalada, en fin, duele a rabiar, te diría que eso que te ahorras, pero obviamente no puedo decírtelo porque es necesario pasar por eso.

    ResponderEliminar
  5. Veo que aquí o se viene a lamerte el culo y a decirte lo super mega especial y profundo que eres o te entra la pataleta de crío de 7 años.

    Pues vale colega, sigue preguntándote por qué la gente te rechaza y tal.

    P.d.: Todos hemos pasado la adolescencia, si, pero todos hemos sabido afrontar problemas sin irnos a lloriquear a un blog por internet, tratábamos de mejorar.

    ResponderEliminar
  6. Pues hombre, claro. Lo que quiero a mi lado son aduladores. Gente que le pregunte: qué te parecen mis textos? y me diga: genial, de puta madre. Claro, porque él está al nivel, no sé si me entiendes.

    Además, si no te gusta lo que escribo veo absurdo que sigas metiendote en este blog para leer mis textos. Eso de arriba es una mera reflexión, tómatelo como quieras, y me juego el cuello que el 99% de la gente que lo ha leido se ha sentido identificado alguna vez en su vida.
    No pretendo alabanzas ni elogios, pero odio tu crítica destructiva.

    PD: Me gusta lloriquear en los blogs, es una afición que tengo desde hace algún tiempo, y no voy a renunciar a ella, pienso seguir escribiendo, le guste a tu privilegiada, madura, y supperinteresahte vida o no. Un saludo "colega".

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no estoy del todo de acuerdo con lo que han opinado excepto en la parte de que si quieres que tu vida cambie, tienes que cambiarla tú. Ten en cuenta que es TU vida y aunque muchas veces parezca (y sea) que no, la mayoría de veces eres tú quien la dirige.

    Por otra parte, entiendo lo que quieres decir. Digan lo que digan, realmente no es fácil encontrar a gente digna de confianza y para poder llamarlas amigos de verdad. Aceptar a una persona, salir con ella y compartir risas es como mucho un colega o un compañero.
    Un amigo es el que está siempre, en lo bueno y en lo malo, que te conoce bien y aún así sigue a tu lado y te quiere y, da la sensación que de esos no hay tantos, pero te aseguro que sí que hay, así que no desesperes :)

    De todas maneras, no son estrictamente necesarios los amigos para ser feliz, si bien pueden ayudar si se tienen, también puedes disfrutar y ser feliz con otras cosas como la familia, los momentos de la vida cotidiana que te hagan sonreír, tus textos, tu liberación a través de las letras...

    En definitiva, le echaré un vistazo a tus entradas, aunque de momento me ha gustado lo que he visto. Y no pienses que has hecho nada malo, seguramente no ha sido así.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  8. "con lo fácil que es venir, leer, y callar."
    Perdona, Daniel, pero si lo que quieres es que leamos y callemos, no pongas comentarios en tu blog.

    Es más, desde el momento en que tú subes tus posts en un blog público, y dejas enlaces para que te visiten, estás buscando un lector. Y un lector te querrá dar su opinión. Si no quieres opiniones, si sólo te interesas tú, pues cierra los comentarios. Tan simple como eso.

    Deja de sentirte atacado, yo creo que los que te hemos comentado al principio u otras veces, no lo hacemos para atacarte o humillarte, sino para darte nuestra opinión, y tú en cambio respondes airado.

    Como ya te han dicho, lo de ser misántropo y querer tener amigos es un poco incompatible.

    "Lo que quiero a mi lado son aduladores. Gente que le pregunte: qué te parecen mis textos? y me diga: genial, de puta madre."
    ¿Eso era una ironía? Supongo que sí...

    ResponderEliminar
  9. Voy a contestar escuetamente porque tengo un poquillo de prisa y ando un poco liado.

    La misantropía es sentir odio por la raza humana en general, pero hay grados. Es sentir rechazo a cómo es la gente en general, por eso la gente busca amigos, para intentar dejar a un lado su misantropía al ver que encuentra a alguien que merece la pena. Y buah, tengo mucha prisa, ya si eso contestaré con mayor explayamiento otro día.

    Un saludo y gracias por entrar todos los días a leerme :D

    ResponderEliminar
  10. No estoy de acuerdo con Rumpelstiltskin, hacer amigos si es relativamente fácil, pero amigos para quedar, para salir por ahí, no es tán facil.
    Yo tengo pocos amigos, y me jode, ya ya habia acabado el sabado pasado el cuerso, sólo tenia que ir hoy a por las notas (4 por si a alguien le interesa), y no pude salir de casa, porque todos mis amigos tenían recuperaciones y no podían salir, conclusión: Yo, solo en casa viendo "American Playboy", tener amigos es fácil, pero amigos de saludar y hablar cinco minutos, no de quedar para salir.

    ResponderEliminar
  11. En fin Dani Montes, al principio me caias bien pero es muy penoso ver como ni tú te das cuenta de que no es normal esos aires de superioridad, escribiendo no como alguien intelectual, sino como alguien que se cree intelectual, y, a lo mejor encontrarias un amigo si dejaras de pensar en que todo el mundo te odia, igual la gente te rechaza por cómo eres en algunos aspectos, planteate que todabia puedes cambiar, y no, NO TE ESTOY DICIENDO COMO TIENES QUE SER, solo te estoy dando un consejo de cómo NO tienes que ser, que me hagas caso o no será cosa tuya, y, porcierto, enserio, haz caso a lo que te decimos, que te estas perdiendo la "mejor" etapa de tu vida, y no esperes que cambie si tu no lo haces.
    Con este comentario no intento ni machacarte ni poyas en vinagre, solo intento ayudarte, pero no te dejas ayudar.
    Un saludo, espero que te vaya bien

    ResponderEliminar
  12. Y dale. Pero qué pesados. QUE ES UNA MERA RELFEXIÓN, QUE NO TENGO POR QUÉ SENTIR NECESARIAMENTE EN MIS PROPIAS CARNES LO QUE ESCRIBO. También tengo relatos escritos sobre las torturas medievales y de momento no me han torturado los inquisidores.
    También tengo un relato llamado "diario de un camarada" y no he ido al ejérito todavía.

    Es una símple reflexión, lo que no quiere decir que me sienta así. Tal vez anhele algunos aspectos del texto, o tal vez ayude a gente que realmente SI se sienta así de verdad, y leyendo esa reflexión puedan darse cuenta de muchas cosas.

    En primer lugar la situación penosa es la tuya, ya que eres tú el que ha venido con aires de superioridad a intentar darme lecciones sobre cómo tengo que ser( por mucho que digas que no, porque está clarísimo) y ni siquiera te has dignado a tener el valor de decir quién eres o dar la cara. ¿Aires de superioridad? ¿Aires de superioridad sólo porque símplemente tengo un blog donde escribo cosas? Creo que estás mal de la cabeza y confundes el desahogo personal de una persona, molestándose en hacerlo público para que los demás puedan disfrutar de su inspiración (o llámalo cómo quieras) y los aires de superioridad. Los aires de superioridad los tienes tú, que con esa actitud altanera e infantil no haces más que repetir lo que los demás dicen para intentar quedar bien.

    PD: Tengo una ilusión en Zaragoza que es el motivo por el que me levanto cada mañana con una sonrisa en la boca dispuesto a callarle la boca a los que se creen mejor que los demás, cómo tú ^^

    ResponderEliminar
  13. te quejas de la suerte chaval?? no sabes que la suerte favorece a la mente preparada igual en vez de escribir esto deberías aprender a relacionarte

    ResponderEliminar