Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

miércoles, 9 de mayo de 2012

Pretérito imperfecto complicado.

Llantos colmados de sobresaltos musicales que pretenden huír de gritos malintencionados. Siempre quise saber cómo sería la sensación de miedo más pura, sabiendo que no pasaría nada. Entonces no era consciente de que si supiera la razón de mi miedo, este desaparecería.

Sólo espero poder marcharme, poder irme de esta cárcel de huesos y comenzar a vivir mas allá de mi. Convertirme en brisa y viajar hasta los más oscuros rincones del universo. Poder contemplas la bóveda celeste desde arriba y sentir que domino la tempestad y su posterior calma.

Cuando esta sensación que comienza en el estómago, sube hasta el pecho y comienza a latir aparece, sólo quiero marcharme a vivir otra vez, lejos de mi. A notar la musicalidad recorrer los callos de mis dedos, Poder vivir de nuevo en la idiocia, donde era feliz, donde describía el mundo sin mayor esfuerzo, desde el punto de vista de un niño sin formar. Donde todavía una madre suspiraba por su hijo.

Donde tantas lágrimas se han escapado, ya no soy feliz, donde tantos recuerdos visitan mi mente cada día. Donde nuevas ilusiones llegan, con un turbio ayer que critica mi subconsciente, pero que mi corazón y mi terreno más pasional y visceral no tiene otro remedio que querer. Ese camino que una vez mi alterna existencia andó antaño, que jamás, bajo ningún concepto se atrevería a volver a pisar, y que, con falsas lágrimas y amargas sonrisas se despide de un pasado bochornoso, queriendo olvidar, pero sabiendo que sus recuerdos son lo único que queda latente en un cuerpo vacío y lleno de pobredumbre.

Quisiera ser rayo de sol, para bañar al mundo con mi luz cada día, para poder tocar y sentir con total impunidad. Cómo quisiera ser aire. Poder respirar sobre mi mismo sin temor a topar con otra brizna de hierba mal cortada que me tapone los sentimientos que tratan de explotar desde mi pecho, manchando de lírica sangre mis pasos de cristal rallado por la codicia de un futuro que aún no ha llegado por miedo al qué dirán. Si qué dirán se pregunta un futuro ¿Por qué esto fue? se preguntará el pasado. Pero ya nadie sabe qué será.

Será que necesito respirar de nuevo, y volverme a sentir libre. Si supiera cómo quitarme estas molestas cadenas oxidadas por el paso del tiempo en forma de llanto. Si supiera cómo parar la fuente de mis ojos. Si pudiera imaginar de nuevo, y saber sentir. Si pudiera hacer que me diera igual el resto de iguales. Pero tengo demasiada envidia de la gente, esa gente que saber ser feliz y consigue su objetivo. Esa gente a la que tanto he odiado. tengo demasiado rencor acumulado en forma de frustraciones plasmadas en un papel arrugado de tantas lágrimas. Como un libro de notas que va envejeciendo conforme el tiempo golpea sus maltrechas páginas en las cuales únicamente hay dolor y tristeza reflejadas por la esencia vital de una vida que lucha por salir de allí. De mi.

Con el miedo constante a no volver a sentir esto que siento ahora. Con el miedo de no saber cuando podré volver a crujirme los dedos cansados de tanto desnudarme el alma.

Poder mirar al folio en blanco, con valor, y decirle que no le tengo miedo. Bien alto y bien claro, reventando de la tensión las cuerdas vocales. Cómo quisiera poder seguir sintiendo en el papel, pero ya está, ya no hay nada. Tal vez algún día ella vuelva. Hasta que no lo haga, así es como quedarán las cosas. Taciturnas, y desesperanzadoras.





Ya no sé qué más hacer. Todo me supera.

7 comentarios:

  1. Dani, como siempre, un texto magnífico, como todos los anteriores. No mires nunca al pasado, es un gran error, vive de lo nuevo, improvisa, busca e investiga las nuevas oportunidades que te da ese futuro que aún no existe.
    Eres muy grande, y fíjate que te conozco poco o nada, pero sé perfectamente que puedes salir de ese estado. Sé que si te lo propones puedes olvidar, ya te dije, a mi también me ocurrió algo de lo que prefiero no acordarme, y ahora cada momento me ocurre algo nuevo que hace que olvide lo de atrás.
    Saludos y un abrazo enorme. ;)

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente, desde mi punto más crítico opino que... ¿Qué diablos? Este texto es sencillamente magnífico, me has dejado atónito, impávido, congelado. Te doy la más merecida enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Grítale al folio que no le tienes miedo, una y otra vez.

    (Se te coló un andó en lugar de un anduvo, por en medio del texto)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He puesto, y quería poner "andó" no hay nada que se haya colado.
      Gracias por tu comentario, un saludo ^^

      Eliminar
  4. El tiempo verbal andó no existe. Revisa la RAE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco existe ningún pretérito perfecto complicado.

      Eliminar