Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

jueves, 17 de enero de 2013

Erotismo (Parte 1)


Fijó sus ojos en mi mientras su lengua se dejaba ver entre los labios que formaban una sonrisa pícara, y lamió en un movimiento descendente mi vientre hasta llegar al pliegue de mi pantalón, el cual no tardó apenas unos segundos en desabrochar.

Agarró mi sexo, erecto y lubricado, y me volvió a mirar a los ojos. Abrió la boca para que pudiera notar su cálido aliento en mi miembro, y después se apartó para hacerme morir de ganas. Sus ojos seguían clavados en mi, mientras sus manos juguetaban traviesa e inocentemente con mi cuerpo semidesnudo.

Repitió la operación anterior, pero esta vez tocando un poco la punta con la lengua, la cual estaba muy blanda y húmeda.
Y antes de que pudiera parpadear, un cosquilleo cálido y esponjoso se apoderó de mi cuando se la hubo introducido a la boca.

La sensación era cálida y agradable, y pude notar con cierta dulzura cómo su lengua se paseaba temerosa por la parte anterior del tronco de mi pene, cuando aún lo tuviera dentro. Sus labios ejercían la presión justa como para poderse deslizar con total libertad cuando se introducía y se sacaba mi pene de la boca.
Pude notar como de vez en cuando la sacaba de la boca y se molestaba en jugar con ella como si de un polo en verano se tratara, utilizando su lengua, y sus dulces manos de porcelana, clavando sus ojos en mi derrochando inocencia y morbo.
Emitía ciertos gemidos, ahogados por mi polla tapando cualquier vía de escape de aire de sus cavidades bucales.
Y exploté. ,  no pude más, y le agarré firmemente del pelo, obligando a su cabeza a ir para atrás, dejando su blanco cuello libre, el cual mordí y acaricié con la lengua. Sus jadeos conseguían excitarme aún más, y, agarrándole de la cintura le invité con un suave gesto a que se tumbara en la cama.

10 comentarios:

  1. Excitante, me he quedado con ganas de más. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  2. No quiero ser tiquismiquis, peeeero el primer "mí" va con accento diacrítico :'D. Sólo era para avisar xD. Pero el texto genial, me encanta como escribes :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco quiero serlo, pero resulta que no, porque en ese contexto no hay posibilidad de error, y está claro que ese "mi" actúa como un pronombre personal.

      Un saludo, y gracias.

      Eliminar
  3. Precisamente, el morfema independiente ''mi'' se acentúa cuando actúa como pronombre y no lo hace cuando actúa como determinante posesivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Touché. Me he pasado de listillo. Tienes toda la razón. Ahora lo cambio. ¡Gracias por la corrección! Siempre viene bien ir aprendiendo. Que en esto, jamás se deja de estudiar.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Vaya. Todo perfectamente redactado, increíble.
    Tal vez en el cuarto párrafo repites la palabra "pene" demasiado cerca la una de la otra, pero es por ser quisquillosa, no puedo evitar estar celosa de tu trabajo.
    Escribes realmente bien, no sé qué edad tendrás, pero tienes talento.
    Ya ves, yo con catorce y en camino de publicar mi novela en proceso, te envidio y admiro, tanto por tus relatos como por tus vídeos.
    ¡Sigue así!
    Un saludo de una compañera.

    ResponderEliminar
  5. ¿Juguetaban? Yo diria que es "juguetEaban"

    ResponderEliminar
  6. Cosas así te hacen, no sé si es la palabra... ¿divertirte? Quizás lo sea. Cierto que me lo he pasado bien leyéndolo, para qué mentir... Uno se va imaginando la escena, y justo cuando acabas de escribir la primera parte, ¡ZAS! Te quedas con las ganas, lo cual debe ser (evidentemente) tu objetivo ...
    Me ha gustado, así que esperaré a tu segunda parte.
    Un saludo ;D

    ResponderEliminar
  7. ¡Me encanta como escribes! Una reliquia para mis blogs favoritos :)

    ResponderEliminar
  8. se la hubo introducido EN la boca, no a la boca.

    ResponderEliminar