Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

lunes, 30 de enero de 2012

Conciencia creativa


¿Cómo echar de menos a un personaje? Preguntarse qué ha sido de él, dónde cayó, por qué nos separamos..
¿Cómo es posible sentir cosas por alguien creado por mi en forma de letras? Será posible...
Echar de menos a mis personajes, querer decirles cosas. Querer estar con ellos, querer conocerles en persona y seguir escribiendo sobre ellos.

A veces pienso que estoy loco por eso. Loco que no enfermo.
De todos modos, mis personajes son míos, sólo míos.

¿Se puede sentir algo por alguien que no existe? Me refiero, saber que en realidad no existe, que no existe ni existirá, que no existirá jamás porque es producto de tu imaginación. Pero no en el sentido de que tu cabeza te juega malas pasadas y proyecta cosas en el espacio que en realidad no están ahí, y puedes verlas. No.

Me refiero a que ha sido creado por ti conscientemente, has podido evocar una sonrisa al pensar en ese personaje, has pensado en "¿Qué estará haciendo ahora?" e instantáneamente, medio segundo después has pensado: "Qué diablos estoy diciendo, si no existe, imbécil".

Crear un personaje... Algo tan real que puedas sentir cosas que sentirías por una persona.
Poder dotar a un puñado de letras del sentido de toda una vida. De varias vidas.

A veces me asusta saber que puedo escribir, describir, narrar, y relatar, no tan bien, pero si tanto como para poder pensar eso, aunque sólo fuera por un instante.

¿Podremos ser los escritores considerados como "Dios"? Sin malinterpretaciones, Dios en el sentido del que "todo lo crea" y "todo lo ve". Escribo, relato, narro, creo, destruyo, siembro, recojo, doy a luz, y mato. Todo a la vez.

9 comentarios:

  1. Todas esas preguntas me las he hecho yo y siempre llego a la misma respuesta: sí. Se puede echar de menos a personajes que tú has creado. Preguntar cómo estarán en ese momento. Y todo lo demás, que no quiero repetirme. Una vez, Stephen King dijo que era víctima de sus propios personajes. Habían cobrado tanta vida en su vida que se veía manipulado por ellos. Yo he sentido lo mismo, y supongo que tú también. En varias ocasiones he dicho que cuando escribes una historia de la cual ya tienes el desenlace en tu cabeza, cobra vida de tal manera que ésta se rebela ante tu decisión final y te lleva por otro camino. Me pasó con Vivir en Consecuencia. Mi final era muy distinto al que me obligó mi propia novela a relatar. Y curiosamente, la novela ganó mucha calidad con ese final. Yo creo que cuando los personajes cobran vida hasta el punto de hablarte mientras escribes (no en plan tenerle al lado y susurrarte al oido)hay que escucharles. No sé cómo ni porqué pero ellos saben mejor lo que debemos escribir. Ten en cuenta que son parte de nuestro subconsciente.

    Y en cuanto a lo de ser dioses. La respuesta también es sí. Efectivamente, nosotros creamos un planeta, una ciudad, unos seres humanos que nacen, crecen, se reproducen y, cuando nosotros lo vemos adecuado, los matamos. Somos pequeños dioses sin pretensiones mas allá de lo escrito.

    En fin, ahí queda eso. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues.... Pues si. a mi forma de ver cuando se escribe uno es el Dios y oraculo de un personaje, hasta tal punto de poder hacer de su vida lo que quieras. Me recuerda mucho este relato en ideas a "Niebla" una nivola de Unamuno. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. "El Poeta es un pequeño Dios" Huidobro en "arte poética"(http://www.vicentehuidobro.uchile.cl/poema6.htm)

    ResponderEliminar
  4. Vale, me gustaría poder poner esto con palabras bonitas, algo tipo: Tu don para escribir es como el rocío de las hojs o algo asi, yatusabes (1,2,3, dale!) pero es que no puedo, vamos a decirlo como es: ERES GRANDE, molas mazote y eres guay. Eso es lo que tengo que decir, porque en tus videos eres tipo... no sé, que me part de la risa contigo y ahora de pronto paso aquí (que me meto todos los días, fan numero uno, yujujuuu!) y veo esto y es como... joder... tiene razon. No sé, que eres guay, que lo haces bien y que molas. No sé si servirá de algo que escriba cosas aletariamente y sin sentido, pero quiero hacerte sentir bien. Y esto es lo mejor que puedo hacer jajajajajaja

    ResponderEliminar
  5. Hola, bueno decirte que eres impresionante, que bueno, me encanta como escribes y ojala yo pudiera escribir tantas historias como tu, porque realmente me gusta, pero no soy capaz, tengo una en mente pero no consigo darle forma, es un reto para mi. Bueno esto no viene al cuento, lo que quiero decir es que si, llevas razón, puedes echar de menos y pensar en tus personajes, y a lo de si somos (yo no me lo considero mucho) "Dioses" , pues hace un tiempo lo pensé, y llegue a esta conclusión:
    Curiosidad humana.
    -¿Y qué decir de ti?
    -¿De mi?
    -Sí, de ti.
    -Lo siento, no entiendo la pregunta. ¿A qué te refieres?
    -A que sigo sin encontrarle explicación.
    -¿A qué? O...¿a quién? ¿No te referirás a mi, verdad?
    -No le busques la lógica.
    -¿Por qué?
    -Porque no la tiene.
    -¿Cómo?
    -Todo esto es una conversación sin sentido.
    -¿Y por qué la has empezado entonces?
    -No ha sido culpa mia.
    -¿Cómo que no? ¿Quién la inició entonces?
    -Maria.
    -¿Maria? ¿Qué Maria?
    -Maria la que está escribiendo.
    -¿Escribiendo el qué?
    -Lo que decimos.
    -¿Cómo va a escribir lo que decimos? ¿Te has vuelto loca?
    -No, simplemente es así.
    -Explicamelo porque sigo sin entenderlo.
    -Te dije que no le buscases la lógica.
    -Lo siento, no puedo evitarlo.
    -Ni siquiera existes y ya eres presa de la maldita curiosidad humana.
    -¿¡Cómo que no existo?! Deja ya de tomarme el pelo.
    -Esta bien, como quieras.
    -¿Así de siemple...? ¿Ya está...?
    -Claro, observa: "Maria, deja de escribir."
    Es a lo que yo llegue, y creo que tienes razón por eso, tu los creas , les das vida a esos personajes, es como si fueran tus propios títeres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tú los creas, les das vida... Y a veces te superan. El caso más claro el de Sir Arthur Conan Doyle con Sherlock Holmes, que la fama de su personaje fue tan aplastante que vio su protagonismo menguado y decidió matarlo. La cosa no cuajó y el público le acabó por "obligar" a resucitar al mítico Sherlock Holmes en libros que se situaban en fechas anteriores a esa precipitada muerte. Qué curioso, ¿verdad? :)
      Me vi obligada a comentarlo, las últimas líneas de este comentario me lo recordaron.

      Eliminar
  6. He llegado a querer más a personajes de libros que a humanos de carne y hueso..Me he sentido simplemente feliz cada vez que el personaje de la historia que leía lo estaba. He llorado y sentido la muerte de un personaje cuando me la describían palabra a palabra, letra a letra. He llegado incluso a amar a personajes, a enamorarme de ellos. Siendo eso, tan solo "personajes". Son como otras vidas que cruzan navegando nuestra mente y dejan huella, aun siendo lo que muchos llaman "simples letras".

    ResponderEliminar
  7. La verdad estoy sin palabras. Llegué aquí a través de un vídeo de youtube, uno de un chico de Tenerife que decía que tú no escribías, con sarcasmo. Bien, pues yo le quito el sarcasmo. Tú no escribes, lo tuyo está a otro nivel. La verdad... ¿Será por qué tengo mucho que aprender? Qué más da, el caso es que tu blog me ha encantado, me he leído algunas de tus entradas y son todas espectaculares. La verdad, me siento muy identificado con tigo en bastantes cosas, por ejemplo en la pasión que pones al escribir, lo mucho que significa para ti el simple hecho de hacerlo.
    En cuanto a esta entrada, te juro que creo que yo me estoy enamorando de un personaje que yo misma cree, un personaje que era un completo capuyo cuando empecé a escribir el "libro" en el que es protagonista. De hecho, al principio era un personaje secundario. El libro acabó con un final totalmente dedicado a él y me vi obligada a hacer una segunda parte que está totalmente dedicada a él. Y voy camino de la tercera. Y he de decirte que es una muy acertada comparación la de los escritores con Dios. Somos los dioses de nuestros pequeños (y no tan pequeños) mundos de ficción.

    No quiero enrollarme demasiado, pero la verdad es que con todo lo que me evocas, podría escribir líneas y líneas.

    Ojalá tuviera el placer de verte por mi blog, y algún día el de que me siguieras, pero me temo que mis últimas publicaciones no están demasiado a la altura. Estoy teniendo una época no muy buena anímicamente, y me está repercutiendo creativamente. De todos modos aquí te dejo el enlace: http://imaginaydesea.blogspot.com

    Un placer leerte y ya te sigo, definitivamente.

    ResponderEliminar
  8. Increíble texto, toda la razón.
    Estoy escribiendo una novela desde este mismo blog y me pasa a menudo.

    ResponderEliminar