Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

viernes, 23 de noviembre de 2012

Mi ángel onírico.


Con este dolor de cabeza no puedo pensar. El hambre devora y eclipsa las otras sensaciones, aunque éstas luchen por salir, en una batalla que siempre tien como amarga desembocadura la derrota. Entre el aburrimiento y estos cansados y repentinos aumentos del ritmo cardiaco aumentan peligrosamente la desesperación y la sensación de adversidad. El no poder sentir ni pensar. El pensar que ya no está me hace sentir triste, y el sentimiento triste me recuerda el porqué lo estoy, y de nuevo a pensar, y es un círculo que no acaba nunca y se va consumiendo y pudriendo dentro poco a poco, como una implosión.

Pensé que sería mi ángel, que se abriría paso entre las nubes, con su cuero desnudo y sus alas luminiscentes, blandiendo una fina y elegante espada sujeta por sus manos de porcelana, con su cabello ardiente ondeando al viento, quemando con la pureza de sus llamas la densa y corrupta oscuridad. Que me abrazaría con sus frágiles brazos u que meso calmaría mi llanto. Que su aroma de jazmín y vainilla me inundaría los pulmones y así seríamos parte el uno del otro.

 Pensé que nuestros cuerpos se fundirían conjuntamente en una eterna comunión, y me llevaría a su reino etéreo, entre las nubes, con la piel hormigueante por las cosquillas de éstas al rozar nuestros cuerpos, ya celestiales. Que nuestra piel se convertiría en pura luz, y que entre los dos iluminaríamos un mundo creado por nosotros, existente sólo en nuestra imaginación. Nuestro mundo iluminado por nuestra propia luz, sin nada más. Pensé que debería dejar de pensar tanto para poder sentirla, hasta que me di cuenta de que todo fue un sueño. No digo pesadilla, porque fue agradable mientras duró. La pesadilla se hizo cuando desperté de ese virtualismo onírico que había creado mi imaginación, con pigmentos de realidad, pero que se me escapaban entre los dedos, como la arena fina de la playa bajo el sol.

Me di cuenta de que todo había acabado, y tan solo tuve que abrir los ojos para poder percatarme de ello. Creo que en eses momento lo descubrí: Haz como si lo fuera, hasta que lo sea... Piensa que todo fue un sueño, y sólamente quedará una nube onírica rodeando esos recuerdos, hasta que, al fin, desaparecerán en la nada más absoluta, arrastrada por el viento de una nueva felicidad, y una nueva ilusión, que brillará en el cielo mucho más resplandeciente que la que tu corazón se molestó en olvidar.

12 comentarios:

  1. Precioso. Sobre todo cuando esa misma sensación permanece en tu cuerpo cada día.

    ResponderEliminar
  2. No sé que me ha maravillado más, si el texto, o tu habilidad de escritura. Mis felicitaciones, ahora echaré un vistazo a tu canal de YT, a ver si es igual de bueno que tus textos.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Se nota que ni te has parado a leerlo, y si así fuese sido, por que no dices que parte no te gusta? así no ayudas.

      En fin, está Genial Dani, me ha encantado

      Eliminar
    2. Vaya, es una lástima. Espero que te gusten los demás textos =)

      Eliminar
    3. Si que me he parado a leerlo. El texto es bueno. Simplemente no me ha gustado A NIVEL PERSONAL. No hace falta que lo defiendas a capa y espada como un fanboy ¿eh?

      Eliminar
  4. Creo que tú podrías dar más de ti. Este texto le falta algo, no lo sé. Lo leo y estoy dispuesta a añadir alguna que otra cosa. He leído tus otros textos y tu puedes dar algo mejor. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Sinceramente,me parece un tanto aburrido. Lo digo desde el conocimiento,ya que he leído varios textos tuyos y tu forma de escribir es buena,de hecho lo expresas todo bastante bien,pero...todo me sabe a lo mismo,no sé si me explico. Es mi simple opinión.

    ResponderEliminar
  6. Los pensamientos posteriores al sueño son astillas clavadas en la mente en forma de recuerdos que derivan en opresión y llanto, inevitables.
    O eso al menos es lo que me inspira cuando repaso en general su texto y me centro en la estructura de "Pensé..." y más tarde, el golpe: "Me di cuenta de que todo había acabado". A lo mejor es una interpretación extraña, aunque viniendo de mi mente es normal xD

    ResponderEliminar
  7. El primer texto tuyo que leo. Me ha encantado, y pienso leermelos todos. En serio, me ha gustado

    ResponderEliminar