Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

domingo, 11 de noviembre de 2012

Discordia.


Mañana empieza hoy, mientras notamos que, entre lágrimas, es el tiempo el que escapa de nosotros, y no nosotros de él. Ya es tarde para pedir que, al abrir los ojos, se haya dibujado en la bóveda celeste un nuevo día, porque este ya está corrupto.

A veces siento esa sensación de auténtico pavor a que todo lo que tengo en la cabeza pueda salir por algún sitio, o de alguna forma. Me aterroriza pensar que toda esa maraña de ofensas a la propia ofensa puedan adquirir algún tipo de materialización, bien en forma de actos, o bien en forma de personas que puedan cometer ciertos actos.

Y es entonces cuando sólo queda escribir, cuando sólo quedan las letras. Cuando a través de unos pocos símbolos, puedes escupir auténticas barbaridades sin temor a que puedan escapar del papel algún día. Y aunque así fuera, lo escrito siempre permanece, mientras que los hechos y los actos son sólo reales en el momento en el que se perpetran.
Son las consecuencias lo que se arrastra, no el acto en si. Por muy cruel que haya sido, por muy despiadadas que hayan sido las manos ejecutoras, sólo es la culpa, la moral, y la conciencia lo que algún día gritará lo que en ese presente llegó a ocurrir. Y volver a caer en el pozo en el que un día se convirtió tu existencia, vomitando sangre allá por donde se pasa, salpicando a las cicatrices de un presente cansado de luchar que comienza a evaporarse. Este presente no ha aguantado conmigo lo que, en su día, aguantó con otras circunstancias, con otras adversidades.

Esa sensación de sabes que la inspiración no te ha encontrado, y salir en su busca montado en armas hasta dar con ella, y llevarla a rastras hasta los dedos. Obligar mediante cualquier tipo de tortura, la más horrenda que cualquier mente humana, enferma o no, haya podido dilucidar jamás. Crear un sentimiento si o si, aventado por una preocupación de no saber qué es lo que se está haciendo, aun que se haga a la perfección. Una perfección tan absurda que no queda más remedio que llamarlo, simple y llanamente, perfección.

 Siempre se prefiere estar acogido por la suave brisa de la evasión mental, volando en el cielo, que con los pies en la tierra. Esa cálida sensación provoca la ascensión del alma hatsa el clímax más absoluto. Pero el calor, obliga a subir, y cuanto más se sube, más dura es la caída,eso está claro...

...excepto cuando te curtes en mil saltos y batallas

Será entonces, cuando ni cielo ni tierra puedan acabar con una mente que lucha por sobrevivir a través de sus dedos. Donde día tras día, cruentas batallas se libran en su interior, y sólo queda un neutral vencedor.
En la guerra todo muere. En la guerra todo acaba. En la guerra sólo existe la erosión. En la guerra sólo existe la muerte. En la guerra jamás hay vencedores, sino vencidos. En la guerra, como en el amor, todo vale.

 Y ese es el problema, cuando el todo, quiere decir realmente...todo.

7 comentarios:

  1. Me lo volveré un par de veces más para calarme bien de tus palabras.
    De momento he visto un "hatsa" en lugar dr hasta (5 párrafo) y una sensación a derrota que cuesta quitarse de encima.

    ResponderEliminar
  2. No me puedo creer que escribas tan bien, te sigo en todos lados, youtube, twitter y el blog y puedo asegurar que eres el mejor de todos con diferencia

    ResponderEliminar
  3. Es una pena que palabras tan sabias solo puedan nacer del dolor más profundo. Si fuera una mariposa caeria el la telaraña que forman tus palabras.Da gusto leerte.

    ResponderEliminar
  4. Me encantaron los últimos párrafos. Para mi idea, son los que le dan ese toque... especial. Por así decirlo. Te felicito y te animo a que te aventures a escribir un libro. Yo lo compraría sin duda.
    Un saludo desde Asturias! :)

    ResponderEliminar
  5. "Lo escrito siempre permanece, mientras que los hechos y los actos son sólo reales en el momento en el que se perpetran"
    Me quedo con esa frase. Aunque no estoy de acuerdo con el final. Ni en la guerra, ni en el amor, todo vale. Y menos cuando todo signifique todo.

    ResponderEliminar
  6. Servidora está de acuerdo con BlackWolf en que si escribe usted un libro, mi dinero estará bien invertido en él. Es triste haber vivido lo necesario para profundizar en el dolor que provoca la realidad.
    "Siempre se prefiere estar acogido por la suave brisa de la evasión mental, volando en el cielo, que con los pies en la tierra. Esa cálida sensación provoca la ascensión del alma hatsa el clímax más absoluto." Pues sí, coincido, la irrealidad es un refugio accesible y demasiado satisfactorio como para negarse.

    ResponderEliminar