Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

Sígueme por correo electrónico.

jueves, 4 de abril de 2013

Plácida e inocente. (Eva)


Entró en la gélida habitación y cerró la puerta. Observó su delicado cuerpo tumbado en la cama, prácticamente desnudo, apenas cubierto por un camisón de seda transparente, que dejaba ver absolutamente todo su cuerpo, pero adornado con el cristalino reflejo de la tela, que acariciaba su piel. La luz de la luna realzaba perfectamente su cuerpo.

Dormía plácida e inocente, con la ventana abierta, y las cortinas se mecían levemente al paso de la brisa que enfriaba aún más la habitación. Las mantas brillaban por su ausencia, y sólamente la sábana bajera conseguía hacer contraste carmesí con el cuerpo de porcelana que estaba aposentado sobre ella, completamente dormido.
Su cabello, ardiente como el infierno, se movía como se mueven las briznas de hierba en el viento, desparramado sobre la almohada. Sus manos, boca arriba como ella, descansaban una a la altura del mentón, y otra a la altura del pecho cubierto levemente con su nueva piel de seda, el cual se contraía y se expandía con cada pequeña bocanada de aire que entraba en sus pulmones a través de su boca entreabierta.
Su pierna izquierda estaba levemente apoyada, casi en ángulo recto, sobre la otra, y sus pies, perfectamente cuidados, no conseguían tocar el borde de la cama por unos pocos centímetros.
La miraba tan perfecta que le daban ganas de llorar. De pie, totalmente quieto, sin saber muy bien qué hacer. Levantó la mano para limpiarse, aún atónito, un hilo de saliva que había conseguido escapar de su boca, por entre las comisuras.
Se mordió los labios y volvió a observar su cuerpo de arriba a abajo, escaneando cada centímetro de su figura, sintiendo cada pincelada que sus ojos dibujaban en su cerebro, introduciéndose en todos los recovecos de su piel y saboreándolos con la mente.

Sabía que ella era una fruta prohibida. No le consentiría ni un sólo atrevimiento, pero la tentación era brutal. Su cabeza no hacía más que imaginar movimientos de cadera al ritmo de sus respiraciones. En ese momento, observándola durmiendo, plácida e inocente en la cama, podía ver dentro de su mente como se dibujaban sus cuerpos y comenzaban a hacer el amor desenfrenadamente  Era su pasión, su obsesión secreta. Su castigo sentimental y su anhelo más profundo. Se imaginaba cómo sería agarrar con firmeza, pero con ternura su pelo rojo en mitad de un clímax. En su cabeza, ella cabalgaba sin parar sobre su sexo mientras juntaban sus manos y se disparaban miradas de placer.

Su imagen por castigo y su imaginación como verdugo. Marchándose con la pena como compañera, y los ojos inyectados en sangre de la impotencia de no poder desatar la pasión que sentía por ella. Sintiéndose culpable por no poder tenerla, por no poder notar el leve susurro que dejan las manos al acariciar su cintura, como el rasgueo de un lápiz sobre un papel. Cerró la puerta tras de si, con las lágrimas suicidándose desde sus mejillas, y una sensación de arrepentimiento brotó desde su estómago hasta su cabeza al escuchar un "vuelve, insensato" que resonaba terroríficamente en su cerebro. Rápidamente echó la mano a la manilla para abrir la puerta rompiendo el sigilo con el que había entrado minutos atrás.

Pero ella ya no estaba allí. 

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Tu comentario es muy útil y nos ayuda a todos. Aporta gran conocimiento, razón y verdad, y posee mucho valor.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Si.. es tan gay que por eso se quiere tirar a una tia no? wtf XDD Si queréis insultar, almenos tened un poco de originalidad...

    Me ha gustado mucho, tiene mucho sentimiento y delicadeza, aunque a la vez tristeza.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me ponen las pelirrojas...

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado bastante. No suelo leer tus escritos simplemente porque se me hacen pesados, en cambio éste me ha resultado bastante ligero. Puede ser porque soy un salido y me pone toda la descripción al detalle.
    Utilizas la descripción bastante, pero no excesivamente. Puede que sea solo un chaval de 15 años que no sabe de literatura, pero oye, creo que una opinión siempre ayuda!
    Te pondría algo como "Sigue escribiendo" o "nunca dejes de hacer lo que haces" pero eso ya se lo que lo vas a hacer!
    Hasta la próxima, Un saludo! :D
    Friker Salcedo

    ResponderEliminar
  5. Musas... Siempre arañando desde dentro. Buen texto tío.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Me has trasnsportado allí, tío. Qué bien describes. Personalmente no me gusta el erotismo, así que para mí sobraba esa parte de la imaginación, pero por lo demás, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  8. HODER TIO! VES?! Espero llegar a esto con tu edad xDD... Flipo

    ResponderEliminar
  9. HODER TIO! VES?! Espero llegar a esto con tu edad xDD... Flipo

    ResponderEliminar

  10. No me suelen gustar los relatos eróticos porque la mayoría de ellos(al menos los que he leído) me parecen soeces y con muy poca delicadeza. No me refiero al tema del relato si no a la manera de escribirlo. Por eso, quería decirte que el tuyo me parece muy bueno y la delicadeza con la que escribes, parece un soplo de aire fresco mezclado con millones de gotas titilantes dando forma a cada palabra. Sí, creo que esa sería la sensación que me transmites al escribir.
    El único "pero" que le encuentro, pero esto es solo mi opinión, es la palabra "brutal" en medio del texto. No te digo como escribir ni mucho menos, pero a mi parecer parece un lenguaje demasiado coloquial para un texto que transmite belleza en cada letra.

    Esto es solo mi opinión Zstuk, un beso. :D

    ResponderEliminar
  11. De los pocos relatos tuyos que he leído, me ha parecido el mejor y decirte que has conseguido que me emocione. Supongo que porque me he sentido de algún modo identificada, pero no sé explicarlo.
    Gracias por hacerme sentir esto

    ResponderEliminar
  12. Bravo, querido Zstuk.
    Este ha sido el primer relato tuyo que he tenido el placer de leer, y sinceramente, me ha encantado.
    La manera en a que te expresas, los sentimientos y empeño que le pones y ese toque erótico son, sin duda alguna, una gran combinación.
    Sigue así, llegarás muy lejos.
    Atte:Una seguidora.

    ResponderEliminar
  13. He leído este relato varias veces desde que lo publicaste y nunca me canso.
    Es demasiado inspirador para dejarlo en el olvido.
    Espero que Eva se haya dado cuenta de el honor que supone ser la musa de un gran escritor.

    ResponderEliminar