Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

Sígueme por correo electrónico.

lunes, 10 de enero de 2011

¿Por qué?

¿Por qué tanto dolor? ¿Por qué tanto odio?
A veces me pregunto cómo puede caber tanta frialdad y tanto odio en un corazón tan pequeño. A veces me lo pregunto sin respuesta. Sólo quiero saber por qué lo onírico se torna pesadilla. Por qué lo maravilloso se vuelve horrendo. Por qué soy infeliz, triste y amargado si tengo a la mujer que amo...
A veces me pregunto qué he hecho para merecerlo. A veces quisiera morir para saber qué se siente al dejarlo todo atrás y poder descansar de una vez de tanto dolor. No entiendo cómo brotan las palabras a través de mis dedos, porque no veo el teclado del ordenador, sólo veo lágrimas. Sólo veo figuras carnosas moviéndose ágilmente a través de unas manchas negras con detalles blancos mientras la angustia se apodera más aún de mi cuerpo.
Vuelvo a descargar millones de lágrimas con otro llanto, no lo puedo evitar. Todo este dolor tiene que salir por algún sitio. LETRAS, AYUDADME POR FAVOR. Maldita sea, sois lo único que tengo. ¿Por qué tanto hielo sin derretir todavía? ¿Por qué una mentira un día después del juramento de no volver a decir ni una?
No lo comprendo, hay tantas cosas que no comprendo ya... Y creo que jamás podré llegar a comprenderlas. No entiendo qué he hecho para que me trates así. No entiendo qué he hecho tan horrible para que me trates de este modo tan cruel y despiadado. No lo comprendo... Quiero acabar con esto, pero quiero que estés a mi lado. Quiero dejar de sufrir, pero estando contigo. Quiero superar mis miedos, pero superarlos contigo. Pero tú no quieres. Ese es el problema.

Dime por qué es necesario que me den punzadas en el pecho cada vez que esto ocurre. Dime por qué llevo días y días llorando cada noche por tí. Dime por qué todo es perfecto sólo cuando estamos juntos. Dime por qué todo te parece genial sólo cuando hay momentos de sexo. Dime por qué llevas tanto tiempo conmigo tratándome tan mal. Dimelo por favor, no aguanto más. Mis musas se mueren, y mi alma también. Mi espiritú decae, y mi vida se vuelve gris, negra, oscura en definitiva. No como, no duermo, no salgo, no hago nada. Sólo quiero dormir. Cuando duermo, no pienso, y si no pienso, no siento. No quiero sentir. Sólo quería sentir cuando tú sentías amor conmigo, no odio. Sólo quiero dormir. Ya no me salen más lágrimas. Sólo letras, pero letras llenas de tristeza. Letras sin sentido. Todo carece de sentido. Todo muere ya.

2 comentarios:

  1. Me encanta tu forma de escribir y de transmitir con pocas palabras tanto sentimiento, pero,solo por curiosidad, ¿lo que escribes sucede en verdad?
    De todas formas me pregunto cómo aún no has alcanzado la fama, porque talento no te falta, en serio, sé lo que digo.

    Un beso.

    Annabell.

    ResponderEliminar
  2. Mushcas gracias. Siempre es alentador leer comentarios tan amables como los tuyos. Mis sinceros agradecimientos.

    PD: sí, generalmente, suelo poner en el blog lo que siento en cada momento. Los relatos que no tienen ese tipo de contenido suelen ser un reflejo de mi estado de ánimo también.

    ResponderEliminar