Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

Sígueme por correo electrónico.

lunes, 10 de enero de 2011

Un futuro

Jonsie se incorporó y miró de nuevo al horizonte entre las montañas.
-¿Cómo crees que será el futuro? - Dijo de repente, con un tono neutral.
Terry, que estaba tumbado en la hierba, posando sus ojos verdes brillantes en una nube con forma de mano gigante, contestó sin levantarse, y sin moverse un centímetro siquiera del lugar en donde estaba:
- ¿El futuro?¿A qué futuro te refieres? - Continuó - ¿Un futuro lejano?
- Sí, sí - Jonsie se sentó al lado de Terry, entrelazando sus dedos por delante de las rodillas. Después, se giró - Un futuro muy lejano, como en las películas. ¿Cómo te lo imaginas?
- No sé, con coches de esos que funcionan con la sustancia azúl que dicen a veces en la radio, en vez de a vapor de agua, como los de ahora. Y con comida de verdad, en vez de esa "crownstuckland" enlatada. Supongo que también habrá más gente.... - Terry dudó - Bueno, supongo que habrá gente.
- ¿Sólo eso? ¿Ya está?
Terry hizo una mueca y después vaciló:
- Bueno, tal vez puedan inventar un aparato capaz de hacer que las personas puedan comunicarse a distancia. Algo como la televisión, pero más privado.
- ¿Y quién iba a querer comunicarse en este sitio, si todo es una llanura y muchas piedras enormes?- Dijo Jonsie con una risilla por acento.
- Bueno, ¿Y yo qué sé? Tú me has preguntado y yo respondo. -
Todo se quedó en silencio durante al menos 2 minutos. Jonsie cambió su tono de voz, y agachó la cabeza.
- Oye, Terry..
-¿Sí? - Dijo Terry sin inmutarse.
- ¿Crees que los señores que entraron ayer en casa buscaban algo, o destrozaron nuestra casa así por que sí?
- Creo que es más que obvio - Dijo Terry al mismo tiempo que comenzaban a brillarle los ojos. También agravó su tono de voz. - Esa gente buscaba algo, si no, no se hubieran molestado en tirar la ciudad abajo. Además, eso pasó ya hace casi 5 años. ¿cómo es que sigues recordándolo?
Jonsie se tumbó en el césped entrelazando los dedos por detrás de su cabeza.
- Pues no lo sé- dijo irónicamente - Tal vez porque ver morir a tus padres sea un hecho traumático, idiota.
- Bueno, pues ahora vivimos aquí, y comemos de las frutas y vegetales que nos encontramos en esta inmensa llanura. ¿No te parece suficiente que haya podido cazar un conejo para cenar la semana pasada?
- Maldita sea, sólo digo que no recuerdo cómo eran las cosas hace unos años. Sólo tengo en mi cabeza el último día que pasé en la ciudad, hasta ahora. Ese día en el que esos tipos se cargaron medio planeta, según la radio vieja que me dio papá.
¿Sabes? Cuando dieron la alarma, pensé que nunca llegaría a pasarnos a nosotros. Piensas que nunca va a tocarte algo como aquello, pero de repente el mundo se vuelve gris, y todos los países comienzan a pelearse entre sí, nadie confia en nadie, y la desesperación cunde entre los ciudadanos. Era casi un niño, ¿cómo esperas que no se me quede en la cabeza después de aquella situación tan insoportable?
Terry se giró y se puso de medio lado, mirando a Jonsie. Observó una lágrima cristalina corriendo por la mejilla de Jonsie.
- Oye, al menos nos tenemos el uno al otro, ¿No?
Jonsie cerró los ojos. Comenzaba a anochecer.
- Supongo, claro. ¿Recuerdas cómo era esa energía de la que hablaban en la radio antes de que explotara la pila?
- Electricidad.
- ¡Eso! - A Terry se le pusieron los ojos como platos. - Por cierto, ¿Qué día es hoy?
- Hm... - Jonsie dudó - 25 de Marzo de... 2050.

No hay comentarios:

Publicar un comentario