Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

¡Conóceme como VideoBlogger!

¡ Visita mi canal de YouTube en www.youtube.com/Zstuk !

Sígueme por correo electrónico.

¡Compra mi libro!

Escribí un libro de relatos junto con otras 17 personas. Puedes comprarlo aquí. http://www.underbrain.com/books/#vloggersnow

jueves, 7 de abril de 2011

Extraños seres. (parte 1)

" Hemos llegado a un sitio muy extraño, y está muy, muy, pero que muy lejos de nuestro hogar. Desde lejos parece una simple bola azul, pero hemos descubierto que posee muchas particularidades bastante curiosas.
Es un lugar poblado por millones y millones de muy diversas formas de vida, pero prima una sola.
 Estos seres son las criaturas más extrañas que jamás hemos visto. Su forma se podría dividir en 3 partes;
La parte de arriba está formada por un bulto extraño, con infinidad de forúnculos finísimos pegados en el extremo. También, a veces, se encuentran pegados en diversas zonas del bulto que no corresponden a la superior. Adheridos a este extraño apéndice, se encuentran unas bolas acuosas, diferentes en cada forma de vida en color y tamaño. Los seres tienen la capacidad de moverlos a su antojo, y suponemos que se trata de un complicado sistema biológico de detección de peligros.

Más abajo, pasando por un bulto que, suponemos, está colocado de forma accidental con dos fosas practicadas en la parte inferior, se encuentra una cavidad, generalmente más pequeña que el bulto, con un reborde rojizo, y una serie de cuchillas cálcicas en el interior.  Su cometido es la alimentación, pero creemos que también tiene otra utilidad, como relataremos más abajo.

También, a ambos lados y de forma simétrica en paralelo a la forma del bulto, nacen otros dos apéndices más, con forma de valle sinuoso, de profundidad abisal, de círculo mal dibujado, de.... no llegamos a comprender la utilidad de dichas anomalías genéticas, pero por lo visto también es otro sistema de detección de peligro, puesto que cuando alguna onda vibrante se aproxima, o entra en contacto con estos extraños círculos ovoides, el sujeto que los posee reacciona ante el cambio.

El bulto citado anteriormente está en contacto con la segunda parte por medio de un tubo, generalmente más estrecho que la parte uno. La cuestión es que la forma de la segunda parte de estas formas de vida es realmente extraña. La parte más grande está conformada por una gran masa de naturaleza desconocida, y algunos sujetos poseen dos protuberancias más desarrolladas que otros. Cierto es que todo depende del sujeto a estudiar. Lo curioso es que, a cada lado de esta gran masa, nacen otros dos apéndices más. Dos tubos fabricados del mismo material que el resto, y su longitud supera casi el nacimiento del apéndice superior (parte uno) con el inicio de la parte tres. Además, al final de cada tubo... ¡Nacen otros cinco tubos más! pero de mucho menor tamaño.

Hemos observado que utilizan este sofisticado sistema a modo de pinza. Son capaces de sostener en el aire otras formas de vida, u otras formas inertes, pero siempre fabricadas de materia. Al parecer, la antimateria penetra en ellos a cada rato, pero no son capaces de agrrarla ni interactuar con ella.

Los tubitos más finos que brotan de los más grandes son capaces de contraerse y estirarse a la voluntad del sujeto, y el final del último tramo está protegido por una película transparente de procedencia desconocida. Nos es todavía un misterio el por qué cercenan cada cierto tiempo el excedente de esta película translúcida, pero seguiremos investigando.

Su método de sujeción y de desplazamiento reside en la parte tres. Al llegar al final de la masa de la parte dos, nacen otros dos apéndices más, similares a los tubos citados anteriormente, pero con una forma mucho más grande y robusta. Y al igual que sus homólogos superiores, son capaces de doblarse por completo hacia adentro en un ángulo en función de lo que el sujeto determine.

Al final de cada tubo, se encuentra una especie de plataforma amorfa, cuyo sistema de sujeción son otros diez tubos muy similares a los de sus iguales superiores, pero mucho más pequeños. Estas formas de vida se desplazan colocando una plataforma delante de la masa anterior, y cuando terminan de colocarla por completo, trasladan el peso del cuerpo hacia ella, para poder levantar la que habían dejado atrás (pero todavía pegada al cuerpo, porque al parecer no pueden prescindir nunca de ellos), y adelantarla a la que habían puesto delante. Repiten este proceso innumerables veces, y de este modo consiguen desplazarse.

Su modus vivendi es lo que más nos ha sorprendido. Al parecer conocen más de 6.000 formas de comunicación, pero generalmente sólo usan 5 ó 6 en toda la esfera. Suponemos que emiten las ondas sonoras por las cavidades situadas en el bulto superior, y estas llegan a los dos apéndices situados a ambos lados del sujeto, provocando una reacción. A esto lo llaman "hablar". El tamaño de las ondas sónicas puede ser más alto o más bajo, dependiendo del grado de enfado del ser.

Por lo visto conocen la energía nuclear, y eso nos ha llevado a pensar que son formas de vida inteligente, pero hay varios indicios que nos llevan a pensar que es una deducción equivocada, puesto que las pruebas nucleares las realizan en la propia esfera donde viven. Además, cuando las ondas sónicas recibidas por los dos apéndices ovoides del bulto superior superan determinadas cifras, utilizan los tubos adheridos a su masa central para atacarse. También como forma de defensa.

Cuando estas ondas son retransmitidas en determinada frecuencia, dependerá del lugar en el que vibren y/o reverberen para desatar un estado anímico prácticamente desconocido en nuestro hogar. Y es que, ellos mismos utilizan objetos contundentes, o trozos de materia capaz de lanzar objetos muy pequeños a gran velocidad (también formados de materia), atravesando cualquiera de las tres partes de los seres, y cercenan las funciones vitales de sus otros iguales. Cuando esto ocurre, se transforman en antimateria, y sienten la necesidad de desaparecer. Es algo incomprensible.

Ellos mismos se hacen llamar "humanos", y asocian su modo de vida a lo "correcto", lo que denota que carecen de inteligencia. Seguiremos buscando. "

PD: Gracias Lucía. Mirando tus cejas se me ocurrió semejante relato. Curioso ¿No? Creo que por cosas como este texto es por lo que me llaman loco. Jaja. ¡Gracias de nuevo!

1 comentario:

  1. Me gusta mucho los tecnicismos que utilizas en el relato, tienes muchisima imaginación!
    me voy a seguidores! sigue asi :D

    ResponderEliminar