Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

Sígueme por correo electrónico.

martes, 14 de junio de 2011

Como una violación etérea.

- La cosa es muy sencilla. Un día, una cosa más pequeña que un huevo y de forma, además, ovoide, explotó. A día de hoy sigue expandiéndose, y es la fuente, la destrucción, el principio, y el final de absolutamente TODO lo que conocemos, sin exepción.
Pero entre esas muchas cositas que dejó el huevo cósmico al explotar, hay un detalle que no se nos puede escapar: El planeta Tierra.

- Y es donde nosotros vivimos, ¿No, profe?

- Exactamente. Así, que empezaremos nuestra primera clase de historia con una lección muy rápida de lo que es la humanidad hasta nuestros tiempos.
Bueno, antes de que cualquier persona poblara la Tierra, existían unos monstruítos asesinos y brutalmente depredadores llamados Dinosaurios. Pero un cataclismo les invitó amablemente a extinguirse y caer en el olvido. Dicho esto:
Básicamente todo empieza con gente muy fea que se viste con animales muertos, come carne cruda, y baila para que llueva. Se comunican por gruñidos (como otras especies que veremos más adelante) y se dedican a, con muy buen criterio, pintar en las paredes de las cuevas. Y por cierto, bastante mejor que muchos pintores "modernos" de hoy en día.
Total, que inventan la rueda para ir más rápido a los sitios, aunque se inventó más que nada para transportar mercancías.
Al final acaban descubriendo los metales, como el bronce, que fue un avance muy importante en la historia de la humanidad.
En fin, que después de esto, la gente se empieza a espabilar, y empiezan a vestirse de forma más recatada (más incluso que otras especies que veremos más adelante) y comienzan a construír, y a pensar de forma más inteligente desde que se descubre el fuego. Que era un tío que pasaba por el campo cuando casualmente un rayo cayó en un árbol, haciéndolo arder. Podemos considerar este el descubrimiento más importante y trascendental de la historia de la humanidad.
Bueno, mientras tanto, en otras partes del mundo sólo hay gigantes de hielo, gente muy alta con martillos y hachas, y tipos muy extraños con los brazos formando una S grande.
Los romanos y griegos se sirven de esto para hacer religiones, que son la forma de engañar a la gente más antigua del mundo. Unos dos mil años antes de "el Jésus", ya se practicaba la religión politeísta en estas zonas del mundo. En cambio, en China, donde existían ciertos dragones hechos de papel en vez de escamas, y sombreros con forma de peonza, descubrieron la velocidad. Ese es el por qué del misterio de su rostro.
Total, que viene "el Jésus", puestísimo de hachís y de vino a predicar una nueva religión de paz y amor. Cierto es que el tío era muy enrollado, pero la estela que dejó tras de sí ha sido intachable hasta nuestros días, y por desgracia, si él se levantara y viera lo que ha construído, seguramente se volvería a clavar en la cruz él solito.
Es entonces cuando el ser humano inventa a Dios propiamente dicho. Sé que antes, los griegos y romanos creían en múltiples divinidades, pero no hasta el punto que llegó la iglesia católica; La empresa más grande de la historia.
Así que se instaura la edad antigua, donde hay gente tirando basura por la ventana en calles estrechas, hombres con yelmos y ropa blanca con una estrella roja matando musulmanes, musulmanes con cimitarras matando cristianos, cristianos matando cristianos, musulmanes matando musulmanes, cristianos matando gente, y musulmanes matando gente, en general, así a primera vista.
Llega la edad media, y las cosas se adecentan un poco, porque ya hay músicos tocando por la calle, haciéndo el pino, y dando volteretas. Es la máxima expansión del arte. Un poco más adelante, en la alta edad media, nacen personalidades como Leonardo Da Vinci, Giovanni Francesco Melzi, o Ezio Auditore.
Después, un tío con ganas de descubrir cosas, en un alarde de ingenio y lucidez, decide embarcarse en una travesía a través del océano más grande del mundo, y se marcha a América. Los negros con pantalones cagados y pistolas, así como colgantes de oro no llegan hasta mitad del siglo XX, pero encuentran tíos bastante morenitos también, vestidos con taparrabos, comiendo carne humana, con piercings y dilataciones, tatuajes y lanzas en la mano. Así a simple descripción pueden pareceer un grupo de heavies en un garito en Madrid, pero eran Incas, Mayas, y Aztecas. Los cuales (mayas) predijeron el fin del mundo para dentro de un año, pero están muertos, así que ¿Qué coño sabrán ellos? ¿Que iban a extinguirse tampoco lo predijeron? Pues eso.
Y la gente empieza a pintar como loca, y  a escribir como si no hubiera mañana. De este modo, un poquito más adelante, nace Cervantes, un tío cojo con muy buena mano para la escritura, que "crea" el castellano casi tal y como lo conocemos (Ojalá fuera tal y como lo escribió en su día). Con El Quijote de la Mancha, crea una leyenda imborrable en la historia de España, que por desgracia, caerá en el olvido y será motivo de desgracia en el siglo actual.
Después el ser humano empieza a componer música de verdad, en serio. Mozart, Bach, o Beethoveen, son ejemplos claros de músicos contemporáneos atrapados en una época anterior. Pero no vamos a profundizar en eso.
Más adelante se crean las armas de fuego, los sombreros con alas, las botas con espuela, los vaqueros, y los pueblos en forma lineal. Se inventan los duelos y los tipos duros que mascan tabaco mientras una bailarina de Can-Can más borracha que el suelo de una discoteca se les intenta propasar.
Después llegan las naciones como tal. Y se empiezan a pegar entre ellas, nadie sabe muy bien por qué. Haccen aviones, armas, cosas brillantes que explotan, y las usan para acribillarse unos a otros, para que, unos años después, un tío con muy mala baba y con un simpático bigotito intente exterminar un par de razas. Este tío, a parte de estar enfermo de la cabeza, y ser un asesino frío como el hielo, era bajito, y feo. El caso es que un día se levantó cruzado y pensó: Arg, ¿Qué puedo hacer hoy? Bueno, me tomo el desayuno y extermino una raza, a ver qué tal.
O algo así debió ser. Pero vamos, que al final acabó pegándose un tiro en la cabeza.
Más adelante, en España, muere otro tío bajito y con bigote y voz de pito al que le gustaba mucho abrir pantanos. Y los Españoles se alegran inmensamente de su muerte, pero después llega otro listopera y se intenta hacer con el control del gobierno español a base de tiros. Suerte que nuestro actual monarca, Don Juan Carlos I, le frenó los pies a tiempo, cortando de raíz una posible dictadura que hubiera durado hasta nuestros días.
Después el ser humano inventa las adolescentes de discoteca light, que son una subespecie cuyo modus vivendi consiste en beber todo lo que puedan en la calle un sábado a las 5 de la tarde para entrar en un tugurio pegajoso y malholiente a ser refrotadas por dos regetoneros (Ahora mismo entramos en detalle con esta especie) porque piensan que así sus problemas van a esfumarse de algún modo, y que su vida será menos triste. El problema es que hasta que no se den cuenta de que el motivo del patetismo de su vida es precisamente la inútil solución que pretenden tomar, no saldrán de ese círculo.
Los seres humanos inventan al regetón, y con esto los regetoneros. Son una especie jurásica que ha sobrevivido hasta nuestros días, puesto que también hablan por gruñidos (dije que más adelante hablaría de ello), se caracterizan por querer ser los reyes de la manada nada más llegar a ella, y presumir de ciertos atributos que, obviamente, no poseen, como por ejemplo: Gusto musical.
El regetón es una especie de regresión musical, y de involución humana que fue creada allá por el 2006 por los lares suramericanos (erróneamente llamado Latino. Puesto que los latinos son los provenientes del Lacio). El caso es que ese cáncer social todavía azota nuestra música, y pervierte a nuestros jóvenes. Y nosotros, lejos de aportarles una solución, les damos alcohol, porros, discotecas para que vayan a frotarse con otros regetoneros, y luego nos quejamos cuando nos dicen el porcentaje de fracaso escolar en España. ¿Qué esperan? ¿Que una niña que se mete en una discoteca donde hay fiestas como "el apagón", las "fresas con nata" y "frótalo, frótalo" un sábado por la tarde saque diecen en historia?
Y así ha pasado el mundo, como una violación etérea. ¿Alguna pregunta?


NOTA: Sé que hay saltos históricos, que hay cosas que no concuerdan, y que me he dejado miles de cosas en el tintero. Pero mi objetivo era hacer un relato en tono humorístico, y no dar lecciones de historia.
PD: ¡Ya más de 20.000 visitas! ¡Mil gracias a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario