Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

Sígueme por correo electrónico.

jueves, 1 de abril de 2010

Lo importante es Ganar (con mayúscula), siempre

Imagínate que dedicas tu vida al entrenamiento, da igual en qué ámbito: Deportivo, musical, literario, lo que sea. Y resulta que después de haber sacrificado tu vida, dinero, trabajo, amor, todo, después de haberte pasado más de mil noches en vela entrenando, aprendiendo, o lo que sea, resulta que vas y quedas 2º, o 3º, o 4º, o el último.

La gente optimista suele decir: Bueno, lo importante es participar.
¿Cómo? Y una mierda, lo importante es ganar, participar ya participas, es una meta que ya has conseguido, y claro, tiene impotancia, pero si le quitas esa importancia sólo te queda como único fin la victoria.
No has pasado parte de tu vida concienciándote en llegar a lo más alto para después morder el polvo y contentarte con lo que has conseguido. En la vida hay que ser constante, sí, pero todo tiene un límite, y me revienta la gente que dice que lo importante es participar, porque no es verdad. Está clarísimo que lo importante es ganar, la victoria, el premio, la recompensa, para algo emprendes ese viaje de "participación".

El participar claro que es importante, ya que sin él no consigues la victoria, pero una vez que estás participando lo que importa es ganar, GANAR. Si pierdes pues lo vuelves a intentar, pero no digas que lo importante es parcitipar, porque no es así, ya que compites por algo que anhelas, y eso es lo importante; la recompensa que viene después de tu victoria.

Cuando ganas algo te sientes vivo, te sientes poderoso, te sientes mejor que los demás (independientemente de que lo seas o no). La cuestión es que cuando pierdes te sientes mal, te sientes del tamaño de una mina de lápiz contra la adversidad que provoca la derrota. Y luego dices: lo importante es participar. Pero NO, porque si lo importante es participar, ¿por qué nos jode tanto perder?.

Llego a la conclusión que lo que importa cuando participas es la victoria, no la participación en sí, porque cuando no estás haciendo nada, cuando no luchas por nada, lo importante es participar, pero cuando ya estás perticipando y compitiendo por algo, lo que importa es la victoria, lo único que importa es GANAR.

4 comentarios:

  1. ¿Sabes? Tienes filosofías algo inexorables, pero con algo de sentido al fin y al cabo. No sé si tendrás la mala suerte de que te llamen "friki" en el instituto por tener una mente más abierta y compleja que la de ellos, pero tus artículos se me presentan, generalmente, novedosos y fascinantes.

    ResponderEliminar
  2. Me parece que sabes redactar muy bien, al menos para tu edad.
    En cuanto a la reflexión, te voy a poner un ejemplo ¿que pasa si tuviste que competir con alguien a quien amas profundamente? Ese es un punto importante, cuando lo medité observé que en realidad ganar no es de tanta importancia. Lo que si importa es hacer lo que nos haga felices.
    Por ejemplo: yo estudio una carrera que amo, y obviamente quiero ser el mejor en ella y tener mejores resultados que los demás. Pero si no lo logro y alguien resulta siendo mejor que yo, no me interesa, porque en últimas lo que me importa es que estoy haciendo lo que me gusta, así que aunque gane o pierda en esa "competición" siempre acabo ganando.
    Con otro tipo de competiciones es lo mismo: nunca me propongo hacer algo que no me guste hacer así que, aunque gane o pierda, me divierto.
    Quién hace en esta vida todo para siempre ganar y no tolera la derrota es alguien que se incapacita a si mismo para ser feliz. Porque por mucho que se esfuerce alguien, ese alguien no podrá ser el mejor en todo lo que haga, a menos que sus objetivos en la vida sean muy escasos.

    ResponderEliminar
  3. Luis, creo que confundes términos. NO es que me enfurezca perder, pero me molesta, como a todo el mundo. No te atrevas a juzgar mi felicidad o mi modus vivendi sólo por ese texto, porque es una mera reflexión hacia la derrota.

    Creo en la autoruperación, y como tal, el ser mejor que los demás, y no cometer ni un solo fallo

    ResponderEliminar