Todos los textos que se muestran en este blog son originales, y creados por Daniel Montes, administrador y creador del blog. Si ves cualquiera de estos relatos o textos en otra página que no sea esta, NO pertenecen a esa persona, y significa que han sido copiados.
Si te enteras de que alguien está usando los textos de este blog como si fueran de su propiedad, te ruego que me lo notifiques para tomar las medidas oportunas. ¡Gracias!

Sígueme por correo electrónico.

jueves, 17 de marzo de 2011

Tiempos difíciles.

En Libia se matan entre hermanos luchando por la libertad de un pueblo coartada por un loco. Las balas son los nuevos amigos de los cadáveres que descansan en el suelo de las calles de Trípoli. En Kenia, el Congo, en el Subsáhara y en decenas de países africanos hay guerras civiles. Niños soldado que matan a otros sólo porque alguien se lo pide. Ni siquiera matan por su supervivencia.

En Ucrania las cárceles son absolutos campos de concentración. Maltratos, torturas, vejaciones y palizas son el pan nuestro de cada día. Tanto en Ucrania como en Rusia, Tailandia, o Cuba.
En Rumanía hay más civiles registrados con antecedentes penales, que civiles sin antecedentes.
En Corea del Norte sufren la dictadura militar más dura sobre la faz de la Tierra. Todos al servicio del Líder. Sin música, sin Internet, sin televisión, sin periódicos, sin libros, sin cultura, sin arte, sin nada.

En Irak, una invasión secular de tropas americanas asesinan nativos excusándose en la búsqueda de armas de destrucción masiva. Y en la franja de Gaza los judíos asesinan de forma cruel y senguinaria a todos los palestinos con armas de fuego, cuando ellos tan sólo tienen sus propias manos.

El Norte de África se plaga de manifestaciones y protestas. Luchan con palos y piedras contra una dictadura armada, aún en clara desigualdad de condiciones.
Hoy en día, en el siglo XXI, las mujeres deben seguir llevando burkas, o al menos, cubrirse la cara cuando salen solas a la calle... Eso cuando les permiten salir a la calle.

El mundo explota en una crisis económica mundial: Paro, corrupción, cierre de empresas y negocios. Gente pasa hambre en países desarrollados. En Italia el primer ministro es acusado de delitos sexuales, en Venezuela de fascismo y opresión, en España de mentiras. Cada vez los ricos tienen más y los pobres tienen menos.



Y la gente todavía sigue diciendo que es imposible que se desate una III Guerra Mundial. ¿En serio nadie se da cuenta de que YA ha estallado?

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por el texto. Me ha encantado.
    Es la primera vez que visito tu blog pero ya he podido comprobar que tienes talento para la lectura.
    Cristina:)

    ResponderEliminar
  2. Perdón, he querido decir talento para la escritura; me equivoqué:P

    ResponderEliminar